nueva repartija

www.maria-rita.com

Maria Rita: Cuando bates un corazón al ritmo de samba

Publicado: 2015-08-24

Maria Rita Camargo Mariano, princesa de la Música Popular Brasileña (MPB), apareció en los escenarios musicales a la edad de 24 años. Entonces y sin haber editado un álbum todavía, fue reconocida por la APCA (Associação Paulista de Críticos de Arte) como Artista Revelación de la Música Popular Brasileña en el año 2002.

Descendiente directa de la bossa nova e hija de la soberana del MPB Elis Regina y el instrumentista y arreglista César Camargo Mariano, la paulista editaría en el año 2003, su primer álbum de estudio al cual nombraría sencillamente Maria Rita. El éxito no tardaría en llegar, así como las comparaciones odiosas con una madre que en tan solo 36 años de vida (Porto Alegre, 17 de marzo de 1945 - São Paulo, 19 de enero de 1982), lo había conseguido todo, musicalmente hablando.

Elis Regina es un capítulo inconcluso en el corazón de la intérprete (la cantante falleció cuando Maria Rita tenía tan solo 4 años), situación que tal vez y de manera fortuita, definiría el estilo musical de la última; uno que, si bien es cierto, desde lo vocal es similar al de 'Pimientinha' -ambas son mezzosopranos-, desde lo musical no es tan cercano, a pesar de que cultivaron y cultivan los mismos géneros musicales.

Es quizás la influencia yanqui de Maria Rita en su adolescencia, la que marca el distanciamiento de la madre. Incluir en estilos familiares como el bossa nova y la samba, la presencia de armonías de jazz, con beats de funk en un fondo instrumental donde se encuentra presente el piano, contrabajo, batería y percusiones, es el sello de la cantante. Su mejor cualidad, pasar de una samba alegre y vibrante a una versión retraída y melancólica, un bossa nova, con la misma facilidad para conectar con el oyente; sin perder el puente que se tiende ente intérprete y público.

Con su quinto álbum de estudio, Coração a Batucar (2014), la cantante consigue el Gramy Latino 2014 al Mejor Álbum Samba, relanzando en marzo del 2015 una edición especial en formato CD más DVD del exitoso disco, grabado en una presentación en vivo en el estudio Na Cena (Sao Paulo), en octubre de 2014, que ya alcanzó el Disco de Oro.

Coração a Batucar es eso, un corazón batiendo fuerte en el pecho y a veces también moviéndose lento, pero siempre a ritmo de samba. Son trece canciones en las que se explica la evolución de la intérprete con el ritmo que en ella, es el origen de todo. Así el primer tema, Meu samba sim senhor, parece ser una secuencia lógica de Samba Meu, álbum editado en el año 2007. En el se explica la conexión natural que existe entre intérprete y género musical:

Mais uma vez aqui estou, não vou negar, eu vou representar com todo meu amor. Cantando por aí levando a alegria pro meu povo. Não há nada que me faça mais feliz e tão encantador! Meu samba, sim senhor!

En Saco cheio hay una leve crítica social a la conducta típica del brasilero promedio, que encuentra en Dios el inicio y el final de todos sus problemas: “Tudo que se faz na Terra, se coloca Deus no meio. Deus já deve estar, de saco cheio”. En Fogo no paiol, la influencia jazz es notoria, las revoluciones han bajado y los arreglos del piano nos trasladan casi, casi hasta Copacabana.

La presencia de la percusión marca la pauta en No Meio do salão, y encuentra a una Maria Rita en una interpretación relajada y entregada al ritmo; momento justo para sucumbir ante el Abismo, un pagode romántico que en el estilo particular y refinado de la intérprete logra diferenciarse del sonido del resto. La melancolía continúa con Vai meu Samba y llega a su clímax explotando nuevamente en ritmo y color con los matices de Abre o Peito e Chora, canción que refleja el circulo por el que transita el desamor.

Con Bola pra frente el ritmo se vuelve a apoderar de todo y con el , la vida se ve desde un ángulo diferente, con alegría: “Deixa clarear, que a luz do dia vai brilhar...Quem tem fé, vai na fé, acredita na vida“. Nunca se diz nunca, es armonía con un toque de sabiduría popular: ”Nunca se nega um beijo, nunca não é pra quem ama, nunca se nega o desejo o coração nunca se engana”.

Rumo ao infinito, fue el primer 'single' del disco y por lo tanto su éxito comercial se daba por descontado. No obstante, el sencillo se defiende por cuenta propia; los arreglos musicales son quizás los mejores del álbum y el punto más alto del trabajo de la paulista. En este tema el piano y la percusión dialogan, ríen, se hacen guiños, son amigos y bailan. Con una voz que acaricia los oídos, Maria Rita se siente más que nunca por encima del resto, flotando.

Las tres canciones finales del disco, parecen ser la continuación de Meu samba sim senhor; Mainha me ensinou, es la genética dando muestras palpables de su infinita sapiencia, algo así como: 'hijo de tigre sale pintado.' A continuación, en No mistério do samba la cantante busca descubrir el secreto de la naturaleza colectiva de su pueblo, para descifrar la suya propia: "Meu samba que bom é poder mergulhar no mistério do samba que manda, que é o dono da minha cabeça e me ensina a viver”  encontrando respuesta: “O bamba nasci pela graça de deus num pais que tem samba e o samba é o grande presente que a vida me ofereceu...(...) O samba mandou me chamar e tá quase na hora da aurora do samba”.

Finalmente, É Corpo, É Alma, É Religião, segundo sencillo del disco, representa la consagración a un género musical que no le es inherente a la intérprete, pero que a lo largo del tiempo ha ido ganando terreno en el soundtrack de su vida, al punto de calzarle como anillo al dedo. Si bien Maria Rita no nació de la samba; qué duda cabe, la samba ha nacido en Maria Rita.


Escrito por

Kreuza del Campo Gaete

Nadadora amateur en un mar de letras y surfer de olas musicales. En twitter y en instagram @kreuzapop


Publicado en

Música Mía

A través de mi visión de la música, te invito a emprender un viaje juntos por este maravilloso mundo.